1327072525_698705_1327072732_noticia_normal

Aun nos encontramos a unos meses lejos de noche buenas pero no esta de más recordar esta bella y muy buena novela, su manera de cambiar la manera de pensar de una persona atreves de diversas vivencias de un pasado ya vivido, de un presente nada alentador y de un futuro decisivo debido a  los actos de dicha  persona.  Charles Dickens sabia como llegar y mover en cada uno de los lectores esa manera de ver la vida y las costumbres de cada quien. aquí les dejo esta pequeña reseña sobre este espectacular libro.

canción de Navidad, Cuento de Navidad o El cántico de Navidad, cuyo título original en inglés es A Christmas Carol, es una novela corta escrita por el británico Charles Dickens y publicada originalmente por Chapman & Hall el 19 de diciembre de 1843. Cuenta la historia de un hombre avaro y egoísta llamado Ebenezer Scrooge y su transformación tras ser visitado por una serie de fantasmas en Nochebuena. La novela consiguió un inmediato éxito y el aplauso de la crítica.

El libro fue escrito y publicado durante la época victoriana, un tiempo en el que existía una gran nostalgia por las viejas tradiciones navideñas unida a la introducción de nuevas costumbres como los árboles de Navidad o lastarjetas de felicitación. Las inspiraciones de Dickens para escribir la novela parecen ser muchas y variadas, pero las principales son las tristes y humillantes experiencias de su infancia, su simpatía por los pobres, y varios relatos navideños y cuentos de hadas.

La novela se divide en cinco capítulos denominados “estrofas”, en consonancia con el título del libro.

La historia se inicia un día de Nochebuena, exactamente siete años después de la muerte de Jacob Marley, el socio de Ebenezer Scrooge. Scrooge es un anciano avaroy egoísta, que desprecia la Navidad y todo lo relacionado con ella. No le importan los demás, lo único que le interesan son los negocios y ganar dinero. Rechaza la invitación de su sobrino para cenar con él y su familia al día siguiente, y rechaza dar dinero a dos hombres que le solicitan un donativo para los pobres. Scrooge se limita a preguntar: «¿No hay prisiones? ¿No hay asilos?» Cuando le responden que sí y que muchos pobres preferirían morir antes que acudir a esos lugares, Scrooge responde que sería mejor que muriesen, ya que así se detendría la sobrepoblación. Su único acto aparente de generosidad es darle a su esclavizado y malpagado empleado Bob Cratchit el día de Navidad libre, pero no por amabilidad, sino por simple obligación social. Scrooge sólo considera esto como «¡una excusa para vaciarme los bolsillos cada 25 de diciembre!». ebenezer

Esa noche, en su casa, Scrooge es visitado por el fantasma de Marley, que ha sido condenado a vagar eternamente arrastrando una larga y pesada cadena que representa todos los actos de avaricia y egoísmo que cometió en vida. El fantasma indica a Scrooge que él también lleva una cadena mucho más larga y pesada, que continúa aumentando con sus maldades.

El primer espíritu, el Fantasma de las Navidades Pasadas, lleva a Scrooge a visitar momentos de su infancia y juventud, que ablandan al avaro al hacerle recordar épocas en las que era más amable e inocente. Esas escenas muestran su solitaria infancia, su relación con su hermana Fan, a la que amaba y que murió joven tras dar a luz a su sobrino, y una fiesta de Navidad organizada por su antiguo jefe, el Sr. Fezziwig, que quería a Scrooge como a un hijo.

El segundo espíritu, el Fantasma de las Navidades Presentes, muestra a Scrooge diferentes escenas: un mercado lleno de alegría donde la gente compra los ingredientes para la cena de Navidad, y cómo se celebra la Navidad en diversos lugares, como en la casa de un minero o en un faro en medio del mar. Scrooge y el espíritu también visitan la casa de Fred, donde éste cena con su familia y amigos, y recuerda a su tío con compasión

Finalmente, llega el Fantasma de las Navidades Futuras, una siniestra figura encapuchada que no habla y se limita a señalar a Scrooge las cosas que le va mostrando. El espíritu le muestra escenas de la Navidad del año siguiente. El pequeño Tim ha muerto porque su familia no pudo hacer frente a su tratamiento con la miseria que Scrooge pagaba a su empleado.

Dickens abogaba por una actitud más benévola y caritativa con los niños, pues las condiciones en la era victoriana les eran adversas: la prostitución, la mendicidad, el trato a los obreros y el aumento de la población a consecuencia de laindustrialización del país y el colonialismo británico en el mundo.

En la parte literaria, Dickens escribió una obra similar a Cuentos de Navidad: Los papeles póstumos del Club Pickwick, publicada en diciembre de 1839.

Al día siguiente le sube el sueldo a Cratchit y le promete ayudarle con las dificultades de su familia, especialmente la enfermedad del pequeño Tim, que logra sobrevivir, y se convierte en un segundo padre para el niño. Scrooge pasa a ser desde entonces un hombre bondadoso, generoso y amable, y la viva representación del espíritu navideño. La novela finaliza con una frase del pequeño Tim: «¡Que Dios nos bendiga a todos!»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s