¿Cuándo fue la última vez que escribiste a mano?

image

Resulta sorprendente la cantidad de gente que tiene que pensar la respuesta al título de este post. Cada vez más personas escriben a mano apenas la lista de la compra. Hubo un tiempo en que los escolares hacían horas y horas de caligrafía con el fin de tener destreza en la escritura; se buscaba también que fuera legible y, sobre todo, bonita.

Adquirir la competencia de la escritura manual sigue siendo esencial, por más que nos inunden los teclados por todas partes y mis alumnos escriban con los pulgares en sus móviles a más velocidad que yo con el bolígrafo.

Los teclados nos han facilitado la vida enormemente. Nos ayudan a comunicarnos mucho mejor, porque los escritos pueden llegar a cualquier parte al instante y especialmente porque todo el mundo entiende nuestra letra. Los sufridos profesores saben el tiempo que se pierde en tratar de descifrar qué pone en los exámenes de los alumnos.

A mano o a máquina
Sin embargo, tenemos que seguir pidiendo que en las aulas se escriba a mano, especialmente para tomar apuntes. Esto, que en principio puede parecer un atraso, supone una gran ventaja. Tomar notas en el portátil parece más limpio, es fácil de archivar, permite hacer búsquedas, ahorra tiempo… Pero estudios recientes demuestran que las áreas del cerebro que se activan al escribir en un teclado no contribuyen a la memorización ni la comprensión de los contenidos.

Es cierto que los estudiantes que toman apuntes en su ordenador pueden copiar más fielmente lo que dice el profesor, pero cuando se escribe en un teclado se hace de forma mecánica. En cambio, a mano, al ir más despacio, a menudo hay que extractar lo importante, algo que facilita la comprensión y adquisición de lo expuesto. Los científicos han descubierto que la escritura manual activa más áreas cerebrales, y en concreto algunas que potencian la memoria y realizan la representación interna.

También la ortografía se ve mejorada con la escritura manual, aunque en el papel el corrector automático no chive en rojo el error. ¿Cuántas veces hemos dicho esto me suena así o no sabía cómo era porque no lo había escrito nunca? El trazo a mano permite recordar más fácilmente cuál es la forma correcta.

Los estudiantes deben tomar apuntes a mano para poder organizar sus mapas mentales, rodear los textos con formas, subrayar, resaltar o incluso hacer garabatos que les faciliten memorizar y relacionar lo importante. La letra a mano es más compleja y exige un mayor esfuerzo a nuestro cerebro. De eso se trata.

Me parece que quienes creen que la escritura a mano debe ser cosa del pasado se equivocan. Algunos departamentos de Recursos Humanos continúan pidiendo a los candidatos que escriban a mano porque los trazos de las letras, el encadenado, las líneas, la disposición del texto… revelan mucho más que lo que el aspirante pueda decir de sí mismo. Sigue siendo una carta de presentación única para cada persona.

Pidamos a los alumnos que escriban a mano. Y los adultos, no dejemos de practicar.

Extraído de: El Blog de Estrella

Anuncios

Un comentario en “¿Cuándo fue la última vez que escribiste a mano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s