Y. J. Rivas

Bailando al ritmo de Vals pienso en lo divino de la soledad. La lluvia anuncia un fin inesperado y el amor de una nube pasajera se cierne sobre mi cabeza. Ilusiones maravillosas trazan el destino de un corazón sumido en el dolor. He aquí que te digo que no lloraré lágrima alguna por el desprecio y el fracaso porque ese es mi destino; el que espero al filo de una espada alrededor de fuegos vetustos, de alboradas mágicas, de cementerios llenos de flores en donde cada lápida encierra cada retazo de mi corazón ¡Pero no lloraré! no daré una lágrima más a la tierra que me sumerge en la amargura de la mortalidad.No daré lágrima alguna a las princesas mortales de los hombres.

Bajo las sombras de los antiguos árboles escucho el Vals y no aguanto las ganas de estar en la cima del mundo cuando cada lágrima recogida a lo largo de mis lentos…

Ver la entrada original 141 palabras más

Anuncios

2 comentarios en “Al ritmo del Vals

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s